San Luis: Un hombre invitó a dos nenes a su casa para jugar a las cartas y los violó

Policiales 13 de abril de 2021 Por Redacción
La Justicia de San Luis condenó al acusado a 12 años de prisión. Los hechos ocurrieron a fines de 2018 y fueron denunciados por las madres de las víctimas.
CUVUT5DCVBEY3IA4M6XRMWYBWI

La Justicia de San Luis condenó a 12 años de cárcel a un hombre que violó a dos chicos de 9 y 11 años a los que había invitado a su casa a para jugar a las cartas.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2018 en la vivienda del condenado ubicada en la localidad puntana de Tilisarao, a 138 kilómetros al norte de la capital provincial. Sin embargo, no fue sino hasta un año después, en febrero de 2019, que la madre del más pequeño supo lo que le había pasado a su hijo a través de otro vecino.

En medio de la conmoción, la mujer se comunicó con su prima, la madre de la otra víctima de 11 años, y tras confirmar las sospechas de boca de sus propios hijos ambas se presentaron en la comisaría de Tilisarao a radicar la denuncia.

Así se inició la causa por el delito de abuso sexual con acceso carnal, por dos hechos, en concurso real, y la jueza Patricia Besso ordenó los estudios médicos correspondientes y la declaración en Cámara Gesell tanto de las dos víctimas como del testigo, también adolescente, que sacó a la luz los abusos.

El horror que describieron los nenes se repitió con una exactitud dramática. Cada uno a su turno aseguró que el acusado, un hombre mayor de edad, los había invitado a tomar una gaseosa a su casa y que después jugaron a las cartas.

Ambos coincidieron también al contar que cuando perdían en el juego los hacía pasar a una habitación, donde su vecino lo sometía sexualmente y los amenazaba para que no se lo contaran a nadie.

Para la Justicia, el relato de las víctimas fue verosímil. Los dos chicos fueron precisos al describir las situaciones sexuales, reproduciendo conversaciones específicas e interacciones entre ellos y ubicados perfectamente en un contexto espacio-temporal.

A partir de la evidencia reunida, la jueza Besso ordenó detener al acusado y lo indagó como presunto autor del delito de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por ser las víctimas menores de 13 años. Tiempo después, el caso fue elevado a juicio y se resolvió en las últimas horas con una pena de 12 años de prisión.

Te puede interesar