Se reanudó el operativo de vacunación contra el COVID-19 en Neuquén

Regionales 07 de enero de 2021 Por Marcela Barrientos
El gobernador Gutiérrez anunció que se pondrá en marcha el tratamiento con suero equino y destacó la labor de todo el personal público y privado de Salud y voluntariado que participa en el operativo de vacunación. Aclaró que en Neuquén no habrá restricciones a la actividad económica y pidió “cuidarse más que nunca”.
Vacunacion-Ruca-Che-2-696x344

Además de Neuquén capital, el operativo se replica en Cutral Co, Plaza Huincul, Rincón de los Sauces, Chos Malal, Zapala y San Martín de los Andes.

En la oportunidad, el mandatario anunció que desde el próximo lunes 11 se comenzaría con los tratamientos de aplicación de suero equino a 200 pacientes en el Castro Rendón. Explicó que la provincia invirtió 28 millones de pesos. Neuquén junto a Tucumán y Buenos Aires, fueron las tres provincias en donde se hicieron los ensayos previos.

“El suero equino demostró ser seguro para reducir la mortalidad en un 45 por ciento; reducir la internación en cuidados críticos en un 24 por ciento; reducir el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica en un 36 por ciento y una mejora clínica -de acuerdo a la escala de evolución de la Organización Mundial de la Salud- a los 7, 14 y 21 días”, explicó y acotó que ya se emitió la orden de compra con una inversión inicial de 28 millones de pesos.

Gutiérrez destacó y agradeció a todo el personal de los sistemas público y privado de Salud, al voluntariado y a todos los que “se cargaron la responsabilidad de llevar adelante el proceso de vacunación, con mucha seriedad, compromiso y una altísima dosis de sensibilidad; como se puede ver, la alegría de la gente que se vacuna que lo materializa con un aplauso, y algo muy importante es que, como lo comprometimos, estamos llevando adelante el proceso de vacunación en el interior de la provincia”.

“Quiero agradecer el trabajo que se está realizando con este operativo en la ciudad de Neuquén, Cutral Co, Plaza Huincul, Zapala, Rincón de los Sauces, Chos Malal, San Martín de los Andes y en todo el interior de la provincia de acuerdo a las disposiciones, en los tiempos y con las metas que teníamos establecidos”, sostuvo.

El gobernador estimó que entre hoy y mañana se completará esta etapa del operativo de vacunación y agregó que, a partir de las informaciones recibidas desde el Gobierno nacional, se prevé para la tercera y cuarta semana de enero la llegada a la provincia de más vacunas y de las segundas dosis de las ya aplicadas.

“Creo que estamos en el tránsito de una nueva ola del virus, no de un rebrote, porque se está desarrollando con intensidad donde la primera ola no había golpeado con tanta intensidad y a partir de la conectividad y la circulación interna, flujos e integración que tiene la provincia de Neuquén, se ha empezado a generar también el rebrote en otros lugares”.

El gobernador reiteró su pedido para que “que nos sigamos cuidando hoy más que nunca. Esto que estamos haciendo no es el fin, la vacunación es el principio del fin; estamos construyendo entre otros un proceso colectivo. La vacuna es individual, pero lo que estamos construyendo en un proceso colectivo de inmunidad y en el que hay que llegar al 70 por ciento”.

En cuanto a la teleconferencia de la que participó junto con otros gobernadores y el presidente Alberto Fernández, sostuvo que “siempre hacemos una reunión de gabinete federal en la cual participan el presidente, los gobernadores y ahí se dialoga. Hoy vamos a seguir trabajando. Una vez que esto esté federalizado y consensuado, se dará a conocer la norma nacional que establecerá los lineamientos generales y facultades a las competencias provinciales”.

Aclaró que en Neuquén no habrá restricciones al turismo ni a las actividades económicas y agregó que está vigente un horario de circulación, por lo que pidió a la comunidad respetarlo.

A medida que se reciban nuevos envíos de vacunas por parte de Nación, se continuará avanzando en la campaña de acuerdo a la población objetivo a vacunar. En la provincia se trata de 178.000 personas, entre personas con factores de riesgo de 18 a 59 años; personas mayores de 60 años; trabajadoras y trabajadores del sistema de salud; personas consideradas personal “esencial” de fuerzas de seguridad; y personal de educación.

 

Te puede interesar