Convocan a voluntarios que quieran reforzar los equipos médicos de la provincia

Regionales 07 de septiembre de 2020 Por Marcela Barrientos
El Poder Judicial lanzó la convocatoria para encontrar médicos, enfermeros, bioquímicos y psicólogos que deseen contener la situación epidemiológica.
WEB-Detectar-4-1-1068x593

Este fin de semana, las terapias intensivas de la provincia de Neuquén quedaron al borde de la ocupación total. Ante el fuerte incremento de casos de COVID-19, el territorio provincial alcanzó el 90% de ocupación de las Unidades de Terapia Intensiva.

El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, indicó este fin de semana que se encuentran en “una situación de presión por las camas, porque cada vez tenemos más personas internadas. Es una cuestión matemática: a mayor cantidad de contagios, más pacientes que necesitan internación”.

El hospital Castro Rendón es el nosocomio de mayor complejidad de la provincia y el que incorporó el mayor número de camas de terapia intensiva desde que se inició la pandemia de coronavirus. Se incrementaron un total de 31. “Gracias a que se preparó el sistema hoy podemos estar dando respuesta. Con las camas que teníamos antes de la pandemia, habríamos colapsado hace rato”, confirmó Lammel.

En este marco, el Poder Judicial de Neuquén solicitó a todos sus empleados, tanto activos como pasivos, que sean voluntarios del Ministerio de Salud. Se le pidió colaboración especial a quienes tienen formación en áreas relacionadas a la Salud, como medicina, enfermería, bioquímica, psicología, entre otras.

Según detalló el medio RioNegro la forma en la que colaborarán los empleados judiciales es variada. Podrán ser convocados para ayudar de forma presencial, realizando controles telefónicos o, en laboratorios. El destino final será decidido por el Ministerio de Salud.

Cabe recordar que también durante este fin de semana el Colegio Médico de Neuquén comunicó oficialmente que se encuentran “a punto de claudicar”. Los equipos de salud de la provincia (enfermeros, kinesiólogos, médicos, bioquímicos) se sienten cansados, “a veces superados, impotentes, golpeados por la pérdida de colegas”.

Te puede interesar